llorando (mulholland drive)

Hoy, no me dará tiempo a actualizar las secciones de mis blog, para mi es un juego de niña chica, con el que me entretengo y me relajo los domingos por las tardes. Pero hoy estoy demasiado cansada y dispersa. Tal vez, porque hace media hora que llegue de currar a este espacio propio en la red. Y me he dedicado a bucear sin prisa, en algunos de mis últimos descubrimientos, El Blog de Desconvencida, que todavía no me dio tiempo de leer entero, pero he vuelto mas de tres veces esta semana, quieren averiguar porque, entren a leerla…

Hoy, me encontré allí con un fragmento de la película de Muholland Drive, de David Linch , con la canción de “La Llorona”… un eco a tres voces, que tiene resonancias profundas y dolorosas en cualquiera que alguna vez haya sufrido por amor. Esa película que al salir del cine nos dejo traspuestas a las tres que fuimos; Bea, Fátima &me…

Ya pasaron desde el estreno cuatro años y en su momento aparte del impacto de la historia por su guión circular, ( cosa discutida por much@s compañer@s de clase de Guión que dicen directamente que David Linch está loco y esa peli no tiene guión). Y las tres realidades paralelas en una misma, las tres formas de ver el mundo, las tres voces, cuando algo coincida e en el espacio y en el tiempo de una forma material pero la realidad o la no realidad de la emoción, de lo que sucede, es algo mucho mas complejo que se bifurca, multiplica y retuerce como un laberinto. Y un día tenemos un papel y al día siguiente nos hemos quedado con el papel que tenia antes la vecina, su vida y su personalidad, su memoria, su pasado, su pareja, sus historias, todo igual y diferente, porque el cuerpo es otro… David Linch, para mi juega a eso, empieza a la película y caperucita llega con sus sueños a Hollywood, y se encuentra con el lobo. De repente vemos que caperucita y el lobo se toman un helado de chocolate, la camarera toma nota y cuando vuelve con el helado la que era caperucita vive dentro del cuerpo del lobo y este en el suyo…

La vida es así, un día dices que nunca mas comerás fresas con nata, que las aborreces y al día siguiente te llevaran con una indigestión de eso mismo al hospital. Nadie te entiende, tal vez es que no es necesario entenderlo todo.

Han pasado cuatro años y cada vez que escucho esta canción se me pone la piel de gallina, y cada vez, me revuelve y me hace pensar en lo vulnerable y frágil que soy, y me imagino somos todos …. Siempre termino pensando miles de cosas y hoy me decidí a escribirlas. Porque , cuando escuchas a La llorona de los angeles , sientes vibrando algo dentro de ti, parecido a las ondas sonoras de la beluga blanca cuando se comunica contigo al otro lado de la pecera.

Nunca le he pedido a nadie que me explique las razones por las que ama o deja de amar a alguien, porque creo que eso no se puede explicar, los sentimientos son, no se hacen, no se construyen, no se racionalizan… simplemente existen y están ahí. Y uno no puede cerrar una puerta e irse de viaje, siempre van con un uno.

A veces alguien con buenas intenciones, te dice-no corras que te puedes romper una pierna- y tu miras a esa persona incredula y le respondes- Cuando corro soy feliz y si me caigo y me rompo una pierna ya me volveré a levantar, no te preocupes gracias-

Preguntar porque amas a esa persona concreta y no a otra, porque amas a esa persona que es un laberinto ( Como yo misma ¿Tal vez?) y no a esa otra que es un buen partido y tiene tan buen currículo, aparte de vestir mejor, oler a Calvin Klein Femme… Porque te gusta, esa otra persona, ambivalente, contradictoria, con heridas en los pies, con el pelo mal cortado, con un culebron a cuestas y que monta en un tiovivo sin frenos… Pues solo puedo responder, que es como preguntarle a mi perro Uaja, porque le gustan los huesos de la calle… Si Uaja pudiera responder, diría que es una mezcla de alimento vital y un olor irresistible que lo rinde y por eso corre en círculos de emoción. Pues a mi me pasa lo mismo . El amor, para mi, es mi hueso, duro, dulce, cruel, ambivalente, lleno de incertidumbres y solo una certeza. Amo.

2 comentarios:

Estefanía dijo...

Me ha encantado este post, Salsa. El otro día preguntaron en el Festival de Venecia a David Lynch si podía explicar cuál era el significado que tenía, dentro de su nueva película Inland Empire, el conejo que aparece planchando. Su respuesta fue: "No. No puedo explicarlo".
El arte, los sentimientos, no tienen por qué poderse explicar. Y aún así, como dice Lynch, tienen un significado perfecto.

Anónimo dijo...

muchas gracias, yo pienso lo mismo que David Lynch, quizas por eso me gusta tanto...

 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------