Marcha de las Bolleras: Estas también son mis calles

“Marcha de las Bolleras: Estas también son mis calles.” Discurso de Paris Lees, periodista y escritora, activista transexual inglesa. Por primera vez una mujer transexual toma la palabra en un mitin de lesbianas.

Aquí la traducción de Akntiendz Chik del discurso de Paris Lees invitada especial en la Marcha de las Bolleras el 31 de marzo de 2012 en Londres, no se lo pierdan! La versión original en idioma inglés puede encontrarse en el blog de Paris Lees “La Ultima de las Bohemias Sobrias” (The Last Of the Clean Bohemians)

“Marcha de las Bolleras: Estas también son mis calles.

“El día de ayer, las mujeres gay, bi y queer y sus amigos marcharon a través del centro de Londres por primera vez en más de 20 años -y yo tuve el honor de unírmeles.

“Muchas cosas maravillosas se dieron en La Marcha de las Bolleras: Los fantásticos discursos, los cantos -los espectadores casuales que nos expresaban su apoyo cuando pasábamos delante de ellos bailando y proclamando nuestra “bollerez” [queerness.] El mejor momento, sin embargo, vino cuando pasamos delante de tres tipos hetero de aspecto fornido. (Asumo que eran hetero.) La mirada de incredulidad en sus rostros era una delicia, superada sólo cuando uno de ellos dijo: “¡No sabía que hubieran tantas lesbianas!” Sí, ése era el punto, amigo. Visibilidad de las bolleras.

“También fue un evento satisfactoriamente incluyente, y no podría haberme sentido más bienvenida. Qué sobrecogedor estar de pie en Soho Square y anunciarme públicamente de esta manera. Y qué liberador. Como alguien lo señaló más tarde, esta ha sido probablemente la primera vez que una mujer transexual toma la palabra en un mitin de lesbianas en el Reino Unido. Las cosas pueden cambiar y de hecho cambian, amigas: nunca perdamos de vista eso. A continuación mi discurso.

“¿Hay alguna bollera por aquí el día de hoy?

"¡Estupendo!

“Ahora, me gustaría decirles quién soy.

“Soy la chica que tiene miedo de contarle a su madre acerca del flechazo que siente por otra chica. Yo soy la que rara vez ve su vida reflejada en la televisión. Soy la mujer que se siente incómoda porque no es como todas los demás que están en el bar. Soy una de las chicas que forman la pareja que se acaba de besar, la pareja a la que el resto de la gente del restaurante está mirando ahora. Y soy la solitaria, cuya familia desaprueba lo que ellos llaman mi “estilo de vida.” Soy una bollera, damas.

“También soy una mujer trans. Y soy un hombre trans. Soy una bollera, un maricón, un chico gay, un bi, una lesbiana butch, una mujer heterosexual, una lesbiana lipstick, un chico lindo: Soy cualquiera a quien alguna vez lo hayan hecho sentir incómodo por su cuerpo, su mente o su sexualidad. Yo soy todas ustedes y todos somos todos.

“Sólo alcancé el final de la cola de los años 80, y ni siquiera era tan política entonces. Estaba estaba más interesada en los dibujos animados del osito Superted que en los derechos de los homosexuales entonces. Pero admito que siento algo de nostalgia por una época que me perdí. Aquellas de ustedes que recuerdan las marchas de resistencia lesbiana de hace más de 20 años – yo las saludo, como saludo a cualquiera que alguna vez haya tomado una posición contra el patriarcado, la misoginia o la discriminación.

“Muchas mujeres no encajan nítidamente dentro de los compartimientos que la sociedad tiene listos para ellas, compartimientos como el género, el sexo y la sexualidad. Estas etiquetas sólo cuentan una parte de la historia de una persona. Le pregunté a mis seguidores en Twitter qué nombre debería aparecer en este discurso y una me dijo que debía hablar sobre la recuperación de la palabra “bollera” [o “tortillera”] y de lo amplia, fuerte y hermosa que es esa palabra. A muchas personas les disgusta, “bollera” y sin embargo esa es la palabra que nos ha traído hasta aquí hoy.

“Me gustaría agradecer a mis colegas de DIVA (revista para lesbianas): Eden, Louise y Jane. Estas maravillosas escritoras son inteligentes, divertidas y apasionadas al hacer una revista para todas las mujeres gay, bi y queer. También estoy muy orgullosa de mi propia revista, META, que está escrita por y para para todos aquellos que se ven afectados por las normas sociales de género. Y yo no podría sacar adelante META sin la ayuda de mi directora adjunta Roz Kaveney. Ella es mi bollera adjunta.

“Trabajar para DIVA me ha enseñado mucho sobre la cultura lesbiana – sobre todo, que sí hay una cultura lesbiana! El equipo se compone de mujeres con talento, de 18 a 80 años, mujeres que están creando cosas nuevas, iendo más allá de los límites, viviendo su vida y amando esa vida.

“Se da, sin embargo, una falta de visibilidad de las mujeres trans en la comunidad de bolleras. Muchas, incluida yo misma, hemos sufrido abusos de parte de los otros colores del arco iris. Nunca olvidaré cómo me sentí cuando tiraron de mi top hacia abajo y resultó que era una lesbiana de Brighton que quería saber si mis senos eran reales. Me imagino que no se pudo aguantar las ganas.

“De igual manera no puedo olvidar lo que le pasó a una amiga que participaba en el Ogullo del año pasado caminaba a través de esta misma plaza y por estas mismas calles en que nos encontramos ahora. Ella acababa de llevar a cabo su transición de hombre a mujer y los comentarios que recibía iban desde “Tú no eres una verdadera mujer, qué estás haciendo aquí,” hasta, “No te sabes maquillar bien para ser un drag queen.” Este último comentario viniendo de un chico gay, pero me entienden la idea.

“Con esta situación en mente, estoy especialmente contenta de estar hoy aquí, y agradezco a las organizadoras por haberme invitado.

“Así que, solidaridad. Orgullo. Hacerlo por las chicas. Cualquiera que hayan sido sus razones para venir a la marcha de hoy, enhorabuena. Ustedes han tomado la decisión de ser visibles, de ser oídas, a ser parte de las cosas que están sucediendo. Para las personas que son tan a menudo excluidas, esto es algo muy importante.

“Yo era la niña que sentía miedo de caminar por la calle y supo arreglárselas por su propia cuenta. No el día de hoy sin embargo. Estoy aquí para marchar con ustedes, hermanas. Me gustaría terminar con una cita de Drew, del Canal 4 de televisión, del conocido programa “Mi Verano Transexual.” Ella no es lesbiana pero sus palabras podrían servirnos de inspiración a todas cuando dice: “¡Estas también son mis calles!”

“Son también nuestras calles, damas.

“Así que, marchemos por esas calles.”
____________________________________
Paris Lees del proyecto Trans Media Watch (conocido entre otras cosas por llevar a los tabloides británicos a juicio ante la opinión pública por su cisexismo y su transfobia.) Editora de la revista META de temas trans, columnista de la revista DIVA para lesbianas, también publica en The Guardian y la BBC. Su blog “La Ultima de las Bohemias Sobrias” (The Last Of the Clean Bohemians) —

No hay comentarios:

 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------