NO (película) reseña & reflexión

entorno a la cultura del “terror” y la violencia sistemática en Latinoamérica


En 1988 en Chile se produce un plebiscito gracias a la presión internacional en el que lxs chilenxs pueden votar si quieren que Pinochet siga en el gobierno. Fue un momento histórico, que para muchos era imposible que se diera.  

Quizás lo más interesante para mi de la película es la reflexión sobre como crear un lenguaje, mensaje que acabe con el miedo arraigado en una sociedad. Es en como se construye un “imaginario del terror” en lo que se ampara cualquier situación de violencia vertical. Minar la seguridad de la otra persona, su confianza, pero sobre todo minar su capacidad de esperanza y alegría.

El lema de la campaña del “NO” fue: “Chile, la alegría ya viene”, la película relata como un publicista hijo de exiliados pasa de una pasividad/ apatía ocasionada por la represión sistemática y su propia memoria del dolor a la acción. La normalización de un estado de sitio, donde todos los días se violan los derechos humanos, como si así fuera el orden lógico. Pasar de una actitud apática no es sencillo, requiere recordar o imaginar algo que no existe, como por ejemplo pensar que a la dictadura de Pinochet había llegado a su fin.  Fue algo que la oposición deseaba, pero difícilmente  se lo llegaba a creer, era una contradicción y desde ahí mismo surgía que el mensaje inicial pensado para la campaña se centrará en la denuncia y en el dolor.

Chile no fue el único país en el que se implanto la “cultura del terror”, la aniquilación y exterminio sistemático de cualquier pensamiento “disidente” fue especialmente auspiciada desde Estados Unidos, como se ha ido demostrando por la documentación hecha pública por “Wikileaks”, aparte de por el registro de la memoria y denuncias de organismos internacionales como ACNUR o Amnistía Internacional. No hay un solo país latinoamericano casi hasta llegar a la última dedada que no fuera monitorizado, o sea títere de los intereses económicos y estratégicos de Estados Unidos. 

La guerra fría contra el avance del comunismo, se extendió por todos los países fuera de lo que se considera el “primer mundo”, implantar el miedo, el terror, era la forma de mantener el pensamiento insurgente a raya.  Pensar ciertas cosas, diferente, te podía implicar la muerte, la persecución, el exilio en el mejor de los casos. 

La Escuela de las Américas, aún activa actualmente con otra ubicación bajo el nombre de “Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad” , estuvo entre 1946 a 1984 adiestrando militares y policías en prácticas de tortura, asesinato y represión civil. En ella se graduaron mas de 60.000 militares de  23 países diferentes. Jorge Illueca, presidente de Panamá, la llamó «la base gringa para la desestabilización de América Latina». ( Fuente Wikipedia)
Si bien no se ha podido demostrar que tenia figuras nazis entre sus entrenadores, su filosofía y manuales que se han dado a conocer claramente lo son. Se legitima la violación de los derechos humanos y la des estructuración psicológica de las personas objetivo y su entorno cercano. 

Volviendo a la película, lo que me parece fascinante es que a veces la mejor arma es recuperar la inocencia, la capacidad de soñar, proyectar, desear algo fuera de una realidad “gris” similar a una “muerte en vida”. Un sistema que no permite la libertad de expresión de sus ciudadanxs esta castrando las emociones de toda la población. Por eso es cierto que existen víctimas directas de violencia, pero es a la larga una herida común a toda la sociedad latinoamericana. Pensar da miedo. Es algo que dependiendo al acceso a la educación, a movimientos sociales, se ha ido cambiando y en sobre todo en la última década la población civil ha vuelto a tomar la palabra, a ejercer su derecho. Pero este momento no es nada inocente, esta motivado por otra estrategia política de estabilizar los países del sur para prevenir más gobiernos de izquierdas. Y porque desde que empezó la crisis económica mundial desde el 2008 hasta ahora, los países occidentales son también emisores de migración. La globalización y las redes sociales han propiciado que la “supuesta imagen de democracia occidental” se exporte como un beneficio de “paz”.  

Por eso el proceso de “Paz” en Colombia esta patrocinado por Telefonica, BBVA, Carrefour, Endesa… y un largo etc. Todas las empresas españolas tienen bases de explotación neocolonialista en nuestros territorios. Ahora en este momento de “recesión” saben perfectamente que aunque la guerra en los países fuera de su cotidiano les salía rentable. En estos momentos les sale más rentable una estabilidad política con partidos que les permitan una explotación de nuestros recursos a medida. Quien quiera profundizar más que se vaya a la denuncias de Amnistía Internacional sobre las ultimas agresiones a poblaciones indígenas y desplazamientos de sus territorios en pos de montar minas o hidroeléctricas. O cosas tan abominables como querer vender nuestro rio “magdalena” a China. 


Asimismo la presión internacional para derrocar la dictadura de Pinochet estuvo también mediada por un interés económico, Chile es un país enormemente rico en cobre, hierro, molibdeno, nitrato, oro y plata. Hasta allá han llegado no solo empresas internacionales, es un destino sugerido para aquellos graduados que no encuentren trabajo, sobre todo en metalurgia en ingeniería. Es licito que se busque mejores sitios donde establecerse, sobrevivir, pero esto tendría que ser una realidad de ida y vuelta. Solo en España la gran mayoría de las personas mitradas difícilmente acceden a un trabajo en su area de especialización. Y las segundas y terceras generaciones tienen un alto porcentaje de fracaso escolar, por que el sistema les devuelve una imagen de “discriminación” y negativa de si mismos como colectivo. Esta es otra estrategia más sutil de mantener las clases sociales en el orden establecido. Es otra forma de control y manipulación psicológica. Muchas veces he hablado con jóvenes que ni se plantean la posibilidad de llegar a la universidad, porque presionados por la situación de sus familias han tenido que empezar a trabajar desde la adolescencia y no han dejado de hacerlo desde entonces. Estudiar se les convierte como en algo, que no esta en su realidad inmediata.  Mantener las clases y la imposibilidad de tener las mismas oportunidades en el mismo espacio es sin duda otra forma de violencia estructural. Por otro lado los derechos de la ciudadanía desplazada, están por legitimarse, más cuando el sistema va construyendo más trabas administrativa o incluso ahora que es necesario pasar un examen el cual ademas tiene un coste de 80€.


Como se legitima una “cultura de dominación y supremacía”, va mucho más allá de la represión de la disidencia y los movimientos sociales de izquierda.  La formula se hace más compleja, a mayores medios mayor sofisticación. Si después de 30 años te sigues sintiendo “extranjero” será porque todos los días te llega de una u otra forma, el mensaje de que estas de “prestado”, que eres ciudadanx de segunda, tercera y cuarta categoría. La semana pasada comentaba con dos amigas latinas, que encima muchas veces la gente demuestra su “racismo” diciéndote: “con lo blanquita que eres pareces española”. 


Por eso vuelvo a insistir que la película habla de algo muy complejo, que si bien se pudo dar, por el deseo de lxs chilenxs, de un cambio. No hubiera sido nunca posible por los intereses económicos del “primer” mundo. Porque si tan aterrado estaba el mundo con esta situación la dictadura de Pinochet no habría durado 15 años. 


Volviendo a como se construye el discurso, es cierto y comparto, que para que cualquier mensaje llegue al mayor numero de personas, tiene que estar redactado en un lenguaje “universal”: sencillo. Aparte que si lo que se fomenta es un “vinculo”, una pertenencia, este tiene que romper los paradigmas establecidos por la hegemonía del miedo. Un mensaje “alegrista” como diría mi amiga V. es aquel que le alegra a una persona el día, aquella imagen, frase, chiste, que abre una ventana en su lógica cotidiana y le recuerda por ejemplo, (aunque suene cursi), que los pájaros cantan, incluso más si llueve. 

Cuando se han pasado por situaciones de violencia extrema, es harto complicado, por no decir “imposible” sentirse cómodx con estos mensajes. El estés pos traumático, esta latente. En la película se refleja este conflicto.  Había personas que sentían  que una campaña así no tenía respeto por la personas que habían sido torturadas, desaparecidas, asesinadas o por sus familias.  Sin embargo, que  la forma de un mensaje sea liviana, este cargada de levedad, no conlleva negar todo esto, el mensaje de que eso “no puede volver a suceder” esta latente. Hay momentos en los que toda una sociedad, país, saber perfectamente que es lo que ha sucedido, como y porque. El mismo regimen de Pinochet, se encargaba de dejar claro a lo que te exponías en caso de no respetar “sus normas”.  Por eso, seguir haciendo incidencia en el dolor, en el miedo, era darle más poder a la violencia.  La campaña del “NO”, se emitió solo quince minutos menos de un mes y consiguió que 54,7% de la población se acercará a las urnas, con miedo, pero conociendo que eran muchos más, que estaban juntos y estaban hartos. Esos quince minutos, consiguieron hacer sentir a la gente confianza, esperanza, alegría y por eso hoy esa campaña pasará a la historia de la publicidad política. 

Espero que nuestro propio proceso de firma de la paz, vaya más allá de toda la publicidad que se esta dando y pare por fin la violencia estructural directa y económica, que esta viviendo el pueblo colombiano. La gestión de nuestros recursos y derechos, tiene que pasar por un equilibrio en la estabilidad de la economía colombiana. No podemos hablar de paz mientras sigan muriendo niñxs en la guajira, en las ciudades… y muchas personas vivan por debajo del umbral de la pobreza. No habrá paz, mientras la inflación que existe actualmente haga imposible el acceso a la cesta de la compra básica para muchas familias.  Tiene que existir un control socio económico, que mire por la integridad de lxd ciudanxs, hambre también es guerra, es perpetuar que solo la parte “alimentada” de la sociedad tenga oportunidades. 


Aunque estoy a favor de la levedad, de los mensajes “alegristas”, no puedo obviar, ni comunicar aquello que ni es tan sencillo, ni solo esta bajo la responsabilidad de los “agentes/actores” colombianos. Todo, absolutamente todo en el mundo esta vinculado. Y bajo ese paraguas son muchas las personas en estado de "vulnerabilidad" & "desamparo"


Asor




 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------