La belleza de las aristas



Minireseña de “El Gran Maestro” Wong Kar Wai



Pueden contarte la misma historia mil veces, pero lo importante no es la historia, ni los protagonistas. Lo central, es como te la cuenten. Wong Kar Wai, ha heredado la sutileza de la insinuación. El arte de contar con las emociones, estas afloran en el momento reflexivo entre el silencio, el ritmo y la imagen. No es solo una cuestión de buena fotografía, o una expendida banda sonora. Es como va tallando imágenes en el imaginario para que queden de una vez por todas como parte del paisaje de piedra en las paredes de la memoria.  

Con Zhang Yimou, Kim Ki Duk, Ang Lee… comparten esa ralentización de las imágenes que nos permiten adentrarnos en lo que esta más allá del movimiento, atravesando las fronteras del personaje, de la película y de unx mismx.  

Los símbolos, presentes en los caminos de todxs, las apuestas, las renuncias, la ética y el honor. 

Quien no vea más allá de la historia, no habrá entendido nada, el marco es completamente innecesario, pero es el marco elegido. No es extraño que tardara unos seis años en terminarla, pintar a pinceladas chiquitas lleva mucho tiempo.

La inmensa luz de una niña/mujer enamorada de la misma pasión que su padre encarnada por Zhang Ziyi. Una historia de raíces, respeto, conocimiento y reconocimiento. Las artes marciales son un arte, no un entretenimiento, no son para ferias ni gente que quiera ganar dinero, dice en algún momento el guion. 

Y en el fondo del de la taza, los restos de tierra, milésimas de hojas…  La pasión y determinación, por encima de lo convencional. La independencia por encima del miedo. Y el amor, siempre en el centro, pero flotando como la bruma y el humo del eterno cigarrillo de Tony Leung.  




 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------