Reflexiones entorno al humor negro

“No soy inocente, 
yo también tire piedras”



Si nos planteamos de forma sincera hacer política cívica y social, no podemos ser inocentes, no podemos medir con los barómetros de la confrontación y la competencia. 

Cualquier cosa que se hizo previa no es valida como “ejemplo”, si lxs otrxs son corruptxs, robaron… ya lo sabemos por eso “votamos a otrxs”, por tanto exigimos no solo que no se repitan las situaciones que no queremos, si no se supone que nuevos procesos de gestión basados en la escucha ciudadana se van a dar.  

Si estamos hablando de que la palabra de las gentes tiene una “importancia”, somos lxs primerxs que tenemos que dar valor a nuestras declaraciones y ser coherentes con las mismas. 

El baremo no será lxs de antes lo hicieron peor, o lo hicieron todo mal, o robaron… ese no puede ser el medidor cuando se esta planteando un cambio completo en estructuras de comunicación y construcción política en las ciudades.

Hay que tener cuidado con lo que se dice, es un espejo de lo que se piensa, sea convexo o no, lo es.  No es una llamada a la hipocresía, es a trabajar - comunicar- hablar con cuidado.

Me indigna que todo se reduzca a “trend topic”, no me sirve que me digan que los chistes discriminatorios o “de humor negro” solo se pueden contar con gente de confianza. O que lxs judixs también cuentan chistes de judixs…y les hace gracia. 

Pues bien, hay un rol social independiente para lxs cómicxs y otro diferente para lxs politicxs. Incluso lxd humoristas profesionales tienen que hilar muy fino en la forma como alimentan sus chistes.  Hay muchxs humoristas que no se murieron precisamente de risa, en los cementerios.  Y eso que algunos de ellxs tuvieron durante toda su vida un cuidado excesivo con los temas delicados. 

La franja entre la ironía, la burla, lo soez, lo violento y lo hiriente es muy delicada.  He leído durante todo el día frases como “la risa es la sal de la vida”, “el humor esto…” o “aquello”… pero es que todo es relativo. Ojalá que las reflexiones fueran más allá. 

Quizás soy de esas personas que no me río del humor que se posiciona por encima de lxs otrxs, porque es un humor jerárquico.  Por eso el humor que me gusta es “absurdo” porque rompe la lógica del mas listx, fuerte, poder… 

Todxs somos autónomos para asumir las consecuencias de nuestros actos, le pese a quien le pese.  Cuando la cague, no quiero vaselina, gracias.

Las redes sociales son el gran hermano y este somos todxs, a ver si la gente empieza a ser consciente de que esta ventana tiene un “poder” y un “peligro” real. Todo va dibujando el “personaje publico del patio de vecinxs” para bien y para mal.  

Hay que pensar dos y tres veces, mantener la nettiqueta. 
Y si metemos la pata, por las razones que sean, rectificar. 

Si estamos hablando de un dialogo y de hablar abiertamente de las cosas, empecemos por barrer la casa y saber a que estamos jugando.


Asor
 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------