El mito del “amor romántico” a continuo debate….







Sé que pecaré de pedante, marisabidilla… que hay que pensar en el poder de las palabras, las consecuencias de las opiniones vertidas… etc.  Pero lo cierto es que este debate sobre el  “amor romántico” va de largo como tema de conversación y/o reflexión.  A lo que me atañe de manera personal, los modelos de pareja, las implicaciones, las construcciones de los afectos y como estos marcan nuestra vida, independencia… es un tema que siempre he dialogado con mis más afines.  


Desde que me fui de casa a los 18 años, desde las primeras relaciones afectivo-sexuales, hasta el día de hoy.  “El amor” no ha dejado de ser un tema central en mis reflexiones y atraviesa lo que escribo, pinto, pienso… y uno de los más solícitos para conversar.

Hay muchas cosas que no se, sobre todo no sé todo lo que puede pasar por la cabeza – cuerpo-emociones de otrxs, pero si se lo que se pasea por mí. Y desde ese lugar subjetivo y lógico hablo.  Es mucho lo que he leído del amor romántico, desde el ensayo de Octavio Paz “La llama doble” a las obra de Erich From  “El arte de amar” “El miedo a la libertad”.  Estos tres libros que teníamos en la biblioteca de la casa de mi familia, son “clásicos”.   Y otros muchos artículos, novelas, ensayos… que no me tomo el tiempo de buscar en este momento, pero que añadiré como cita abajo, en cuanto tenga tiempo.  Y esto lo matizo, porque decir que se habla desde “una mismx”, no tiene que ver que “estas iluminadx” o que se te ocurrió a ti sola, si no que al ser un tema “pregunta sin respuesta” o “pregunta en el aire”, siempre he investigado, leído y reflexionado.



Por eso puedo decir que el mito del amor romántico no nace en el S.XIX como afirma un artículo que se ha publicado esta semana, ni que todos los cuentos-leyendas  establezcan una jerarquía “intrínsecamente patriarcal”.   Es incorrecto, a poco que hayas leído las obras clásicas griegas y mitología en por lo menos una espectro variado de culturas, el tema del amor, es siempre recurrente.  Y si bien, no “el mito como lo conocemos hoy”, pero si  los paradigmas culturales se remontan a bien lejos.  Para poner un ejemplo, tenemos el “mito del andrógino” del Banquete de Platón, de donde viene –surge /muta en la media naranja.



No creo en medias naranjas, creo que cada unx somos un universo completo y complejo, que asumir como “dogmas” discursos fragmentados sin cuestionarlos, sin reflexionarlos y sobre todo contrastarlos con nuestras “emociones”  con lo que nos pide el cuerpo y lo que nos genera “resquemor”.   Cada unx tenemos que evolucionar y hallar una medida de lo que es sano, positivo o posible, dentro de las utopías, en este caso “el amor”.    Sobre todo, porque para mí la primera base del amor, es respetar a mi “corazón” y una vez ubicado lo que quiero y no quiero de las relaciones en general, intentar encontrar un equilibrio ético posible.   Porque seremos siempre un punto de una red y al interactuar, tenemos que valorar mas allá de las teorías lo que podemos cambiar, reflexionar… y sobre todo como podemos vivir la vida de una forma “desdramatizada”.  Sin víctimas, ni verdugos… sin príncipes, ni princesxs…



Leo y releo artículos que analizan los roles de género mientras fortalecen dicotomías identitarias y vuelven a reclasificarnos a todxs.  Las cosas no son “ni tan sencillas”, no todos los bio hombres son personajes de cuento… ni  “esos” son los únicos roles.



He experimentado durante muchos años de militancia, que esa “lucha en contra del amor romántico” vinculada con  “el yugo de los cuidados”,  tiene interpretaciones individuales-colectivas de todos los colores y algunas no muy saludables.   Porque a veces se entiende que el “amor en libertad” con el “consumo de cuerpos”, con una considerable carga de incomunicación y conflictos derivados.   También se confunde el “apoyo” con la “dependencia”, el “cuidado” con el “control”.  Pero hacia a las dos vertientes, gente que “controla” y cuando lo  haces patente, te  indica que es “cuidado” y viceversa.  Gente que se supone que apuesta por el “amor libre”, pero desde una competencia de “ego” y más parecen señores feudales con “derecho de pernada” que amor en libertad- respeto y ética.  Sobre todo cuando se establecen rivalidades por conquistas y competencias.  Los grupos sociales, cuanto más “eruditos” más complejos.



Tengo amigxs poliamorosos, polisexuales, monogamxs, poliglotas, onanistas, hermitañxs, ninfomanxs…. Etc.  Y lxs que si son amigxs, lxs respeto y quiero profundamente.  Y cada opción de vida y gestión de afectos es una apuesta. Y como apuesta, si además surge de la introspección y conocerse mejor.  Con cada apuesta ganas y pierdes, por eso es un “apuesta” eliges.  Cada unx tiene que encontrar su “apuesta posible”.



Creo firmemente en que tenemos que crear modelos alternativos de relacionarnos, pero no solo a nivel de pareja, sino a todos los niveles. Las relaciones personales y la gestión de los afectos, es algo que nos atraviesa. Somos gregarios, (bueno unxs mas que otrxs).  En un sistema devorador y capitalista, cualquier apuesta por crear lazos de  afecto sólidos, bien sea de dos en dos, de tres en tres o de diez en diez… es una “resistencia”.  Personalmente si apuesto por las comunidades, por un concepto más amplio de familia, por  un cuidado bien entendido. Y claro que apuesto por el “amor”,  pero el “amor” de verdad, el que te apoya, el que te hace fuerte…  en un concepto amplio, cuando “quieres”,( si no hay situaciones tóxicas que cambien esto),  para mi si es para siempre.  En ese “querer bien” eliges a tus amigxs, amantes, compas… y a tu familia sanguínea no la “eliges”, pero los intentas “querer” de la mejor forma posible.



Asor Rosa

PD1: Y también creo en los afectos de los animales, entre ellxs, con nosotros y no pierdo de vista mi parte "animal". El amor que demuestra por ejemplo mi perro Uaja, es permanente, sencillo, leal, incondicional y protector. Lo tengo que regular, claro, porque se puede pasar de "protector", pero ese tambien es un "aprendizaje para él y para mi".

PD2: En este video, perteneciente a la película de "Hedwig & Angry Inch", hacen una representación-canción del mito del Andrógino.


 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------