Entonces la felicidad era esto



Entonces la felicidad era esto


Tumbarte una tarde de sábado con tus hermanas bajo una cobija, ver una peli, hablar de todo y de nada. Mi mama leyendo o un libro, el periodico o contandote sobre la carta de un jefe indio a Europa. Mi papa, trayendonos café y te, charlando, riendose sobre las locuras que se nos ocurren. Cosas tan cotidianas como comentar, que todavia la gente se sorprende cuando nos ve a las 5 juntas. La felicidad era esto, ser una mas del monton, una mas adormilada, despeinada... disfrutando del momento, es como una fotografia, con un paisaje que se consigue con la comida, los olores y los personajes.

La felicidad tambien es caminar sin prisa para mi casa, pasear tranquilamente a Uaja, dejar que huela todos los pivotes, hablar de politica con mi compañera de piso Rosalba, mientras se seca el pelo y se arregla para salir. Quedarme 10 minutos de un sábado pensando si me arreglo o simplemente voy desaliñada, al final gana el pelo revuelto. Buscar a mi amiga Patri en su casa y otra conversación sobre feminismo mientras a su vez tambien ella se seca el pelo. El secador es uno de los aparatos que nunca quise tener para mi uso personal, tengo uno en casa porque una vez tuve que bañar a mi gata y tenia que secarla rápido, para que no se enfermara.

La felicidad, es ver como la nueva gatita de Patri, Melibea, me inspecciona con curiosidad. 10 minutos mas tarde vamos tomadas del brazo paseando hacia la Berenjena.

La felicidad era tambien que una persona, a la que apenas conoces materialice tus dibujos, haga una canción con ellos y algo que salio de tu cabeza, tenga vida independiente y propia.

La felicidad es conocer gente que se toma mucho tiempo organizando y creando espacios de conocimiento para otra gente, desde la música, el baile y el cine.

La felicidad es que te pidan con un “por favor” por delante, una caña en la karakola y mientras lo hacen cada una de las 50 personas que lo hacen te sonrian con toda la cara. Y cuando se la sirvas, te den un “muchisimas gracias”, porque quizas, todavia prefiero que la gente se pase de educada.

La felicidad es estar tranquila y no dejar que nadie, te amargue el dia.

La felicidad es llegar a la Berenjena y sentirte una mas del monton, sonreir, saludar a las colegas, conectar amigxs, conversar, bromear y reir.

La felicidad es tomarte 2 vermus y al 3º elegir un vaso de agua, volver paseando por Lavapies, dejar a Patri en casa y subir la calle Amparo, la calle desierta, las 3 de la mañana. Encontrarme con Ester y una perrita boxer que esta de visita, hablar sobre estados de animo de perros y peter panes, dejarla en la puerta del Label.

La felicidad es llegar a casa e ir directamente a la cama, sin distraerme por el camino.

La felicidad es dormirte pensando en que a veces compartes con amigxs simplemente una “obsesion”; “deseo”; “ritmo”; “pasión”; “sueño”
y eso es tan fuerte, que siempre acabas volviendo a charlar e investigar sobre ello.

La felicidad es que Uaja me despierte a las 11 de la mañana el domingo y nos arreglemos para ir a la calle, dar un paseo bajo el sol, comprarle a Tato una peli de Yaki Chan por 1€. Tomar una coca cola sin hielo, charlar con Eva T.

La felicidad es quedar con alguien y saber que no viene porque esta feliz poniendo un suelo nuevo en su vida.

La felicidad es llegar a casa, cocinar un caldo de papa, una ensalada, ver un capitulo de mi nueva serie favorita: Sherlock, y quedarme dormida.

La felicidad es levantarme, arreglar toda mi casa, seguir con el cuadro empezado en la Miss Moustache y hacer tapers para toda la semana.

La felicidad es volver a bajar a Uaja, ver como se acaba el domingo en la calle y con este el mes.

La felicidad es escurrirme deslizarme tranquilamente de la realidad y estar donde quiero estar.

La felicidad es saber que quiero a unas cuantas personas, que a su vez tambien me quieren y poco a poco vamos construyendo espacios comunes para estar.

La felicidad es saber que aunque habrá mucha gente que no entienda que los “limites” son necesarios, y con los conflictos no se pueden obviar, silenciar... No me quede con la energia negativa, que lo que “incumbe” a la responsabilidad de lxs otrxs, a su etica, hacer, consciencia, me condicione a no seguir intentando mi dia a dia, desde la sinceridad y verbalizando las cosas. Enfrentar los conflictos, aclararlos, superarlos, gestionarlos... es un ejercicio de madurez y confianza, que no todxs estan o pueden hacer.

La felicidad es alejarme de las personas que siento que son agujeros negros, vampirizan, manipulan o tienen una forma curiosa de relacionarse – condicionar a otrxs.

La felicidad es saber que aunque a la iguanita linda la hayan abducido los extraterrestres, tiene tan buena estrella, que sabrá salir de esa nueva aventura ilesa.

La felicidad es no dejar que nadie entre sin tu permiso hasta el fondo de la cocina.

La felicidad es no rodearte de gente que solo sepa hablar de la vida privada de otra gente.

La felicidad para mi es, intentar hacer todo lo que me he propuesto hacer un domingo como hoy o por lo menos haber avanzado en el camino.

La felicidad es conectar con alguien y sonreir con el alma.


Buenas noches,

Asor
 
-----BEGIN GEEK CODE BLOCK----- Version: 3.1 #asor/GIT/B$/L/H dx s+:+ a+ c++ BSDP L+e+++ W+++ O+++ M++ PS++ PE- - Y+ R+ !TV B++ G E+ R- Z ------END GEEK CODE BLOCK------